elespejo1.0: Elisa Paredes Aceituno «Golondrina». Novela del maquis.
Como Blogger/Google ya me la han jugado en varias ocasiones también me podrán encontrar en http://elespejo1punto0.wordpress.com/
Acampada Puerta del Sol Directo/ Camping Puerta del Sol Live
Watch live streaming video from spanishrevolutionsol at livestream.com
Aquí, puedes acceder al Periódico del movimiento 15-M en Sol http://madrid.tomalaplaza.net/files/2011/06/15m-news.pdfI ncluye las propuestas de las distintas acampadas, movilización contra los desahucios, etc

viernes, 15 de julio de 2011

Elisa Paredes Aceituno «Golondrina». Novela del maquis.

Tenía 17 años cuando se fue a la sierra. Natural de Campillo de la Jara, se incorporó a la guerrilla el 26 de enero de 1945 desde la finca La Raña de Castilblanco, en compañía de su padre, Práxedes Paredes, y su hermano Gregorio, de tan solo 9 años, pues estaban acusados de ser enlaces de “los de la sierra”. Su otro hermano, Germán, ya estaba en el grupo liderado por «Quincoces», en el cual se integró tras desertar del Ejército en 1943.
Una vez en el monte y pasado un tiempo, Elisa se emparejó con el guerrillero «Cuquillo», con quien tuvo un hijo que entregaron el 9 de diciembre de 1945 en la finca Gamiteros, de Herrera del Duque, a Félix Martín Muñoz y a su esposa Catalina para que lo llevasen a la Comandancia de la Guardia Civil. El niño, que no tenía todavía un mes de vida, fue internado en la inclusa de Badajoz, donde le pusieron de nombre Gregorio de la Cruz de la Sierra. Luego, cuando tenía 16 años, sería adoptado por un matrimonio.
En 1950, gracias a una confidencia, la Guardia Civil consiguió descubrir a un matrimonio que colaboraba con el grupo en el que se encontraba «La Golondrina». Durante días, miembros de una contrapartida permanecieron emboscados en la pequeña labranza que este matrimonio tenía en las proximidades de Minas de Santa Quiteria (Toledo). Finalmente, el 30 de abril, «Cuquillo», «Golondrina» y dos guerrilleros más, entraron en la casa, no sin cierto recelo, y entonces fueron acribillados a balazos. Uno de los guardias civiles quiso salvar a Elisa, pero esta prefirió morir abrazada a su compañero.
El cadáver de «La Golondrina» se trasladó al cementerio de Sevilleja de la Jara, donde fueron a verlo numerosas personas de su pueblo. Vestida de militar, llevaba cartucheras, tenía el pelo muy largo y podía apreciarse su avanzado estado de gestación. Según algunos testimonios, un médico le había anunciado que el parto era doble y que ya había salido de cuentas.
Fuente: Huidos y guerrilleros antifranquistas en el centro de España 1939-1955. Madrid, Ávila, Ciudad Real, Toledo, Cáceres y Badajoz. Autor: Benito Díaz Díaz.
Recientemente ha salido publicada una novela basada en la vida de esta mujer. Se trata de “La Golondrina. Novela del Maquis”. Su autor habla de esta novela desde hace tiempo pero no logré encontrarla, por lo que no sé si es una nueva edición, o no logró publicarla hasta ahora. Juan José Fernández Delgado, escritor y profesor de Lengua y Literatura Española, ya tiene en su haber varios trabajos donde el maquis está presente. “La última página” es uno de ellos. También fue coautor del libro “Golfines, bandoleros y maquis en los Montes de Toledo”.
Sobre este autor ya sabía de su existencia gracias a sus obras y, hace tiempo, en una entrevista que le realizaron en 2009 me dejó un poco desconcertado al contestar esto a una de las preguntas:
Mi interés sobre este fenómeno viene de muy antiguo. Soy de Aldeanueva de San Bartolomé (Aldeanovita), Aldeanovita la bien nombrada, la llama el poeta, que dio a la sierra 39 individuos, tantos como seminaristas a Murgía (Álava). Y he conocido a muchos, y he jugado con ellos al truco, y me he puesto un sobrenombre para introducirme entre ellos y escuchar sus verdades y sus mentiras, y mis recuerdos de niño me llevaban a aquellas mañanas en que una vecina iba a mi casa a buscar a mi padre para que acudiera a su casa a una hora precisada porque iba a ir la guardia civil a “dialogar” con su marido (uno de los poquísimos maquis que no delató a nadie)… En fin, que me ha resultado muy próximo y familiar el tema. Pero quien haya leído La última página y La golondrina y lea mi trabajo en Golfines, bandoleros y maquis en los Montes de Toledo verá que mi opinión sobre estos personajes ha variado mucho. Antes los bauticé como “los últimos románticos”, pero después de haber estudiado a fondo el tema dejan mucho que desear…
Parece claro que se alinea (o me parece a mí) con los autores que consideran más como actos de bandolerismo a las acciones del maquis, que como un intento de luchar por la libertad arrebatada en el monte.
En todo caso, al salir a la venta esta nueva novela, en una importante librería de Madrid se puede leer este resumen de la misma:
(…) Fernández Delgado ha mostrado desde antiguo predilección por los vencidos y los olvidados, y a ese grupo pertenece también por derecho propio todo ese conjunto de personajes que desfilan por la presente novela y que habitan fantasmagóricamente los riscos y montes de la Jara y las comarcas limítrofes. Juan José ha escrito una novela muy bien documentada, porque tanto sus hechos como sus personas responden a la realidad cotejada, aunque sobre unos y otras planee el buen hacer narrativo que ajusta esa realidad para convertirla en materia literaria.
El primer párrafo parece un guiño a los futuros compradores que comparten, supuestamente, su inclinación por los derrotados, aunque esos mismos compradores tal vez no compartan su decepción, en cuanto a la guerrilla antifranquista declarada por el autor después de años de estudio de la misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿NO TIENES NADA QUE DECIR?
No se publicarán mensajes ofensivos, a lo sumo, si el mensaje el publicado se eliminarán los insultos. En ese caso pondré un comentario explicativo. Si tardo mucho en ello es porque no he entrado en el blog en mucho tiempo.